domingo, 11 de agosto de 2013

El síndrome Post- Bridget Jones

No sé cuántas veces habré visto la película El Diario De Bridget Jones, y tampoco soy capaz de determinar cuántas volveré a hacerlo - porque me consta que lo haré-.
Es una de esas películas facilonas, predecibles, caóticas, divertidas, absurdas en muchos momentos, y con un ritmo muy rápido que salta, prácticamente, de gag en gag -y tiro porque me toca- dejando entrever cómo la protagonista de boicotea a sí misma a cada paso que da.

Mi relación con esta película ha ido cambiando a lo largo de los años y de las experiencias personales.

Todas le hemos puesto un nombre al odioso aunque atractivo Daniel (quien dice uno, dice dos, tres,...depende de la suerte que hayas tenido en este terreno y tu puntería eligiendo mal), y soñado con encontrar a un Marc Darcy, menos llamativo -salvo por el jersey del reno, que eso es de todo menos discreto-, pero mejor persona, más seguro, y por qué no decirlo, ¡también atractivo!

Y creo que si esta película ha triunfado tanto entre el género femenino es porque, en parte, nos hemos visto reflejadas en alguna (o algunas...o muchas) situaciones que atraviesa la protagonista, todas originadas por una falta de autoestima que le supone picos emocionales, meteduras de pata a muchos niveles, y, sobre todo, una ausencia de aceptación hacia su persona que se traduce en la mala elección de su pareja al principio de la historia.

Afortunadamente, muchas vamos madurando y aceptándonos tal como somos, generando relaciones más sanas y sufriendo mucho menos por tonterías. Sí, a lo mejor seguimos cayendo en lo errático de vez en cuando, pero no es algo traumático. Te ríes y pasas página.

Sólo hay que encontrar a esa persona que, como Mark Darcy, te diga las palabras mágicas: "Me gustas tal y como eres", y te despierte de tu letargo si aún estás en la fase Bridget Jones; o sonrías porque, por fin, alguien se ha dado cuenta de la joya que tiene delante si ya has superado esa fase, y estéis los dos dispuestos a pasar al siguiente nivel.

0 comentarios:

Publicar un comentario