martes, 10 de septiembre de 2013

La Cabra Siempre Tira al Monte (Rescate Fotolog)

-"La cabra es un animal muy serio"- ; me dijo una vez una amiga.
Sí, claro, depende con quién lo compares.

Personalmente, es un animal que me cae simpático. Salvo en el momento en el que se le cruzan los cables y le da por embestirte.
Que no tiene por qué haber un motivo que tú conozcas; es que es una cabra, qué esperas.
¿O acaso se dice "estás como una cabra" por ser ejemplo de lucidez y compostura? NO.
Lo dicho, las cabras me caen bien.

Pero no es ese el caso.

Como la cabra, también tengo tendencia a tirar hacia determinados lugares, físicos o no, en contra de todo pronóstico y contra toda lógica.
Y me gusta hacerlo.

Al fin y al cabo, es una manifestación de la propia naturaleza de cada cual; y la mía me dice que hay lugares, situaciones, personas, oficios, gustos, etc que aún seguirán un tiempo conmigo.
Y hay otras que no, obviamente. Y que seguiré saliendo por peteneras de vez en cuando, también. Forma parte de mi encanto.

Sé que me despedí.
Pero nunca dije adiós.
Adiós es una palabra que no me gusta. 
Las cabras, sí.

...

No tenía intención de volver a actualizar tan pronto con un Rescate, pero es que Dina me ha tocado las cabras...
Con amor, reina, yatusabe.

8 comentarios:

  1. Con respecto a las cabras y los montes, me viene a la cabeza una frase que decía mucho mi profesora de Historia: "los hombres somos animales de costumbres". Así que eso, al monte o a donde toque. A mí también me molan las cabras...yo también devoro papel jajaja
    BESOS!

    ResponderEliminar
  2. Creo que las cabras no tienen mala intención ni al embestir. Aunque lo importante en ese caso no es la intención sino la puntería.

    ResponderEliminar
  3. Me consta que las cabras no son los animales más locos. Por eso siempre encontramos a alguien a quien decirle que está más loco que una cabra... Lo que no entiendo es porqué se la toma como ejemplo de baremo de locura. Quizás sea por andar todo el día de peñasco en peñasco corriendo el riesgo de despeñarse... Sabe Dios.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo sé, pero a veces analizar las cosas en exceso hace que pierdan su gracia.

      Eliminar