jueves, 12 de septiembre de 2013

Ni blanco, ni negro, sino todo lo contrario.

Esta es una frase que siempre me ha causado mucha confusión, como la de "una de cal y una de arena", ¿cuál es la buena?, porque como te caiga en los ojos, las dos te amargan el día. Supongo que la de cal es peor, que la cosa es más irreversible, pero tampoco estoy segura, será cosa del contexto...

Y, como esas frases, hay situaciones en las que no sabes si has dado un paso hacia delante, dos hacia atrás, bailas tango o cha-cha-chá.

Teóricamente, poner las cartas en la mesa boca arriba, hablar claro, siempre indica un avance, lo que pasa es que a veces no se está jugando a lo mismo y aquí viene el lío. Va a ser cosa del código, mire usted.

Sé que cuento, sé cuánto cuento, pero ni sé qué cuento, ni cómo cuento, ni dónde cuento, ...¿te cuento un cuento?

Fdo: la cabra que se perdió en el garaje.

6 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=SOIMbf6aars

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es más un chiste que un cuento, pero gracias :)

      Eliminar
  2. Si es que nada es ni blanco, ni negro. En ese sentido, te recomiendo esta canción de Rozalen que es muy salada: http://www.youtube.com/watch?v=Fxo0cohSQTY
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que buscar esa combinación.
      Gracias por el tema ;)

      Eliminar
  3. Completamente descriptivo de la siruacion que estoy viviendo ahora. Hay a quien no le gusta que le hablen claro y quien no se hace entender, porque no sabe ni lo que quiere.
    Cosas de la vida!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que encontrar una vía de entendimiento...

      Eliminar