sábado, 7 de septiembre de 2013

Viejos nuevos lugares.

A través de la ventana me llegan sonidos que me trasladan a otro tiempo, a otro lugar, muy lejanos ahora.
Incluso el olor y la temperatura del aire, el tipo de luz, coinciden con unos recuerdos que brotan espontáneamente.

Desconozco el motivo. Ni siquiera podría decirse que aquella fuera una época especialmente buena ni feliz; al contrario, hubo más momentos de tensión que otra cosa, pero también muchas experiencias que me ayudaron a aprender a vivir, y muchas personas que fueron -y algunas siguen siendo- importantes en mi vida.

Tampoco es añoranza, no pienso voluntariamente en ello; ni en esa etapa, ni en ese lugar, ni en esa gente, pero el caso es que a veces, si me dejo llevar por lo que me llega, me cuesta saber dónde estoy. Si tengo los ojos abiertos, comienza la extrañeza por este hecho; si los tengo cerrados, es que estoy soñando, y no me extraña tanto.

Cuando esto sucede, a veces me planteo un regreso en plan turista para ver todo lo que ha cambiado esa pequeña ciudad, pero sé que, probablemente, ni siquiera reconozca la mayoría de las calles. Ni siquiera sé si aún existe la que un día fue mi casa. Y no sé qué sería mejor, la verdad. A veces es mejor quedarse con una imagen, con una foto antigua, y no dar más vueltas a las cosas. No, salvo que quieras comenzar una nueva historia en un lugar que un día conociste, pero que ya no es el que fue.

6 comentarios:

  1. Es dificil decidirlo, a veces como dices, es mejor el recuerdo que la realidad. BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe si no te arriesgas a la realidad, pero debes asumir que será diferente.

      Eliminar
  2. Una nueva historia es siempre una nueva historia, da igual el lugar.

    ResponderEliminar
  3. Son curiosas esas asociaciones de ideas extrañas que hace nuestra cabecita en ocasiones... un sonido, una palabra, una canción, un rayo de sol... cualquier pequeño detalle nos puede transportar a otro tiempo, a otro lugar... a un cachito de nuestra vida, seguro que algún motivo tiene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fijo, sólo habrá que descubrir cual. Dejaremos que se vaya revelando solo ;)

      Eliminar