viernes, 28 de marzo de 2014

Let me entertain you...

Siempre me gustó de él esa semisonrisa sinvergüenza del que se sabe atractivo bajo una mirada intensa y traviesa. Me sigue gustando, de hecho.

Cada encuentro con él, cada roce casual, cada palabra oculta tras frases convencionales y aptas para todos los públicos hay todo un mundo por explorar.

La misma fuerza que me impulsa a esquivarle se equipara con mi deseo de dedicarle un Let Me entertain You al más puro estilo Robbie Williams, pero versión catwoman.

Entré en el despacho, me senté, y, mientras atendía mi solicitud y me retenía allí haciendo como que buscaba algo en su ordenador que, se supone, debía saber dónde estaba, puesto que era su ordenador, y no el de otra persona, hice un repaso visual del entorno.

Carteles, próximas convocatorias, un título menor en la pared, y, por fin, una foto familiar y un retrato de un niño pequeño. Su niño pequeño. Allí me paré.

Conocía el paisaje: Un hombre bien situado y atractivo, joven, al que le gusta gustar y sabe que gusta, casado con una chica políticamente correcta, lo suficientemente mona como para quedar bien en la foto, pero sin que resulte llamativa., al más puro estilo "vecina de al lado", que no estorbe, pero conjunte bien; y un niño pequeño del que, evidentemente, su padre estaba enamorado.

Eso era lo que me echaba para atrás. Ya había visto esta película, y los remakes, o están muy bien hechos y aportan algo nuevo y estimulante, o se quedan en mero intento.

Por fin consiguió encontrar mi pedido y, en cuanto lo tuve en la mano, salí a la velocidad del rayo de allí. Tenía mucha prisa y ninguna excusa para quedarme.

Pero Roobie me acompañó el resto del día.
Me encantan los hombres que hacen saltar este disco en mi gramola.


4 comentarios:

  1. Al menos queda buen sabor de boca, pese a todo. Eso sí que es saber ver el lado bueno de las cosas :)
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya dijo un grande: "nada es verdad o mentira, todo depende del color del cristal con que se mira"
      Besos!

      Eliminar
    2. Es cierto eso de las pelis, ya lo dijo uno que no era especialmente alto: "Segundas partes nunca serán buenas si mientras las escribes no paras de compararlas con la primera"

      Eliminar
    3. Es una buena forma de verlo ;)

      Eliminar