domingo, 29 de junio de 2014

Va de Series, Vol.2: Da Vinci's Demons, Llama a La Comadrona, y The Americans.

Continuamos con la sección Va de Series (que, por cierto, no sé si os resulta útil/interesante/entretenida o no, pero espero que sí) con otro post en la misma línea, pero, esta vez he querido hacer un recorrido histórico con las propuestas de hoy, ya que cada una de ellas se ambienta en una época diferente y hay matices que nos contextualizan la trama y que nos ayudan a entender mejor la trama y la etaa cronológica en que se desarrolla.

Da Vinci's Demons:
Se trata de una apuesta de uno de los guionistas más interesantes, a mi modo de ver, de los últimos años, con series en su haber como Flash Forward (también muy recomendable) y varias películas (3 de ellas, si no recuerdo mal, de la saga de Batman, y eso que a mi Batman no me emociona demasiado), el señor David  S. Goyer.

Da Vinci's Demons nos lleva hasta la Florencia del S. XV, donde un joven Leonardo Da Vinci, de 25 años, comienza sus andaduras como genio inventor y visionario, y de cómo su camino se cruza con los Medici de una forma tan fulminante como intrincada, y a todo lo que le conducirá esa alianza.

Por otra parte, Leonardo conoce a un personaje muy inquietante, el Turco, cabeza de una secta antigua que salvaguarda el conocimiento más puro y que nada tiene que ver con el orden político y social en el que se vive en la época, donde se reprime cualquier intento por llegar a la verdad y a la esencia de las cosas, y hay una discriminación de castas. Este personaje le introducirá en este saber y le provocará hasta tal punto que Leonardo no sabrá cuándo el objetivo principal de su misión es salvaguardar la hegemonía de Florencia y su lealtad por los Medici, y cuándo es el conocimiento lo que le mueve a hacer auténticas locuras y descubrimientos.

Una de los características más interesantes de esta serie es la aparición de personajes históricos relevantes y su relación con Leonardo, como pueden ser, aparte de los Medici, los Reyes Católicos españoles, y otros personajes de alta alcurnia, su mejor amigo y compañero de aventuras, Zaratustra, el aprendiz Maquiavelo, Américo Vespucio, y otros.

Su antagonista principal será otro bastardo, como él, Riario, que también intenta ganarse un hueco en el mundo y conseguir un respeto que no le llega por no ser legitimado por su padre, y que, poco a poco, irá sufriendo una transformación muy interesante. 
Y, en este punto, os tengo que aconsejar que veáis al menos un capítulo en versión original (con o sin subtítulos) porque Blake Ritson, el actor que interpreta a este personaje, tiene una voz muy sexy, al menos, en este papel, y merece la pena escucharla.

Llama A La Comadrona (Call The Midwife):
Damos un salto en el tiempo y el espacio y nos vamos al East End de 1950, uno de los lugares más pobres de Londres donde un grupo de monjas y enfermeras ayudan a las mujeres gestantes durante su embarazo y, sobre todo, durante los partos, complicados y muy rudimentarios, y no siempre exitosos.

Es una serie que se basa en los libros autobiográficos de Jennifer Worth, cuyo personaje alter ego sería Jenny Lee, una enfermera novata que llega a la casa Nonatus con muchos ideales, pero poca noción de la realidad del mundo menos agradecido. Y allí va aprender, y mucho.

Esta serie tiene un poco de todo: ternura, emoción, drama, humor, ... Sus personajes están bien perfilados y hay mucha cohesión entre ellos. Ni se llora todo el rato, ni se ríe todo el tiempo.
Nos hace conscientes de algunos inventos de la época, como el óxido nitroso, o los rayos X, y de cómo facilitaban el trabajo a médicos y enfermeras; así como de la forma de vida de la época, con luces y sombras.

Los personajes son realmente entrañables, y es una serie que engancha. Yo empecé a verla una tarde que me aburría y me cargué casi media temporada de un tirón.

Hay partos, por supuesto, pero no esperéis ver nada asqueroso. Están muy bien planificados para ser evidentes sin llegar a ser crudamente explícitos; pero también hay muchas más cosas: hay amor, hay compañerismo, hay enfermedad, hay salud, hay vejez, hay familia, hay desengaños y traiciones, ...y hay 3 temporadas que os invito a ver.

The Americans:
La última serie del post de hoy.
Nos sitúa en Norteamérica, en los años 80, bajo el gobierno de Ronald Reagan y en plena Guerra Fría entre rusos y americanos en el hogar de los Jennings, un matrimonio con dos hijos adolescentes que parecen muy americanos, pero que, en realidad, son rusos. Agentes de la KGB para más señas, que intentan desentrañar los secretos del gobierno estadounidense para desmontarlos y ganar ventaja en la carrera armamentística de aquél momento, cosa que, los americanos, también hacen por su parte.

Es un juego de poder, estrategia, y mucho secretismo, alianzas extrañas, falsas traiciones, y muchísimas mentiras que nunca sabemos si hacen realmente mella o no en los personajes, aunque se da a entender que, en cierto modo, sí, ya que, poco a poco, se va dejando ver su lado más humano, aunque siempre son fieles a sus principios e ideales, que les mantienen fuertes ante la adversidad y que les ayudan a soportar muchas de las acciones que llevan a cabo.

Es una serie algo lenta, pero muy bien construida, donde vemos el lado más profesional y frío de cada personaje, ruso o americano, pero también nos permiten conocer su lado humano y darnos cuenta que, estén en el bando que estén, los problemas son similares.

Personalmente, me sorprendió ver a Keri Russell como protagonista ya que, desde Felicity, una serie donde también ejecutaba el personaje principal, no había vuelto a saber de ella.
Lo cierto es que en Felicity ya me resultaba bastante sosa, y en The Americans no es que sea mucho más alegre, pero, al menos, su sosez es perfecta para cubrirla de la seriedad y el ostracismo que requiere su personaje Elizabeth Jennings.

Las 3 series son bastante actuales y las 3 tienen 3 temporadas previstas, por el momento. De hecho, estamos esperando con ansia esa tercera temporada en todas ellas.

Espero que os gusten estas recomendaciones y que os animéis a sugerirme series.
Por cierto, os aviso de que tengo muchas más series por proponeros en la recámara, así que, paciencia, y ánimo.



4 comentarios:

  1. Llama a la comadrona me lo ha sugerido mi hermana también, tanto la serie como el libro. Con respecto a sugerencias, yo te propongo un "NO" (igual ya lo has visto). Se llama "Los cien" y pese a que el argumento en el principio es curioso...no he visto diálogos más tontos en los días de mi vida jjajaja!!
    un besazo y buen domingo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la había oído ni mencionar, pero gracias por el aviso, jaja!
      Besos!

      Eliminar
  2. De Llama a la Comadrona he visto algunos capitulos, pero Da Vinci es que me tiene enganchada. A mi si, personalmente me gustan y resultan interesantes estas entradas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, cielo.
      Da Vinci's, para mi, fue un pelotazo en el momento en que salió y mantiene el ritmo, cosa cada vez más complicada con la amplitud de oferta que hay en series.
      Besos!

      Eliminar