domingo, 8 de junio de 2014

Visita inesperada

-"¿Qué haces la semana que viene?"
-" Nada en especial de momento, ¿por qué?"
-"¡Porque me voy a verte unos días!"
...

La llamada de Amalia me sorprendió. E intuí que algo había por detrás de ese pretendido impulso por verme.

Llevaba más de 5 años sin venir por mi zona; y, cuando lo había hecho con anterioridad, siempre fue con excusa profesional. Por motivos personales, jamás, en 10 años que la conocía, lo había hecho.

Fui tirando del hilo y al final me salió la sonrisa socarrona.

Hacía un tiempo había conocido a un joven en un viaje y habían mantenido el contacto. Parece ser que últimamente habían estado en contacto y que había tonteo. Ni siquiera un interés realmente importante, ni un sentimiento fuerte, ni una proyección de futuro. Simplemente, un tonteo.
Y este señor vivía a pocos kilómetros de mi casa.

Según me fue contando sus planes, me dí cuenta del tema: ella estaría con él todo el tiempo que él tuviera libre, y, conmigo, el que él tenía que trabajar y no podía atenderla. Pero, en sus propias palabras, venía porque quería pasar conmigo unos días. Sí, 2 de 7. Y con amenaza de aparición estelar del interfecto en sus ratos libres.

Que se pegara el viaje por conocer a un tipo no me extrañaba, ni siquiera me molestaba. La conocía hace muchos años y estaba en su fase de "estrella del rock". Que la disfrutara. Pero que intentara hacerme creer un interés en pasar un tiempo conmigo, en que el motivo de su viaje era "nuestra amistad", me provocaba la risa floja y un calambre en el dedo grosero.

Así era Amalia, capaz de hacer muchos kilómetros por un polvo nuevo, inventarse excusas que no se sostenían ni con pinzas, y, lo peor de todo, creérselas y molestarse porque los demás le descubriéramos el pastel antes de que lo hubiera mostrado del todo.

4 comentarios:

  1. Jajajaja Hay Amalias en el mundo,sí. Al menos, suelen ser divertidas :)
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a ratos, desesperantes si intentas hacerles entrar en razón.
      jj!

      Eliminar
  2. Chica... tiene su puntito... en el rato que la deja libre te puede contar el lado más oscuro de su ligue... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si contármelo, me lo va a contar, me interese o no, ...:s

      Eliminar