lunes, 28 de julio de 2014

Me duele el mundo.

Hay días en que me duele el mundo.
No es que me duela la cabeza, la espalda, el pie, ..no. Me duele el mundo.

Me levanto con el mejor ánimo, me ducho, preparo a los peques, me pongo a hacer cosas, y llega el fatídico momento en el que topo con una realidad exterior que no termino de entender, que no comparto, y que me duele.

Abro el facebook y me llegan noticias de cómo las personas se matan entre sí por asuntos que ni siquiera saben si van con ellos, porque, los que generan el conflicto, están protegidos y a salvo en su despacho. Las guerras acabarían antes si se soltaran a los gobernantes en un ring. Que lo resuelvan entre ellos, que son los que provocan estas masacres.

Aviones que se pierden y se encuentran estrellados. Aunque lo de que se pierda un avión...; perdóname, se pierden unas llaves, un bolígrafo, un pendiente, pero, un avión, con las dimensiones que tiene, te digo que perderse, no se pierde. Otra cosa es que no sepas localizarlo, pero estar, está. Probablemente estrellado, pero está.

Conmemoraciones de grandes desastres en los que se señala con el dedo al currito de turno, pero siguen sin tomarse medidas de seguridad para evitar que esto que se sabía que podía pasar, vuelva a suceder; y sobre todo, sin dar la cara quienes la tienen que dar, compartiendo su parte de responsabilidad en el asunto.

Y, sobre todo, el maltrato del hombre hacia el mundo animal, el abandono de seres que son sus familiares durante años y que quedan expuestos a la tristeza y una muerte casi segura por motivos egoístas. Me parte el alma ver esos ojos que no dejan de preguntarse por qué les han dejado solos, qué han hecho mal, dónde está su familia, que tienen miedo, que dejan de comer, que lloran en silencio, y que, muchas veces, se dejan morir antes de que una inyección letal acabe con ellos.
No sé qué puede haber en el alma de las personas que hacen eso, ni si tienen alma.
No lo entiendo, no lo comparto, no puedo con ello, me duele, y me roba la sonrisa.


lunes, 14 de julio de 2014

Guante de seda

- "Conmigo estarás más segura, pero sin mi llegarás más lejos. Lo sabes."
- "Lo sé".

Fue la despedida más corta y menos dolorosa de mi vida. Una de las más predecibles, una de las más esperadas, una de las más dulces, y la que más cariño guardaba en tan pocas palabras, resumiendo tantos años, tantas cosas.

Sería a la que menos rencor le guardaría, a la que menos chanzas le sacaría. Y la que recordaré con más cariño, probablemente.

Podría decirse que era una bofetada en guante de seda; pero no se puede llamar bofetada a lo que resulta ser una caricia, a algo que es necesario, y que, en realidad, te da la oportunidad de avanzar más allá del egoísmo propio y ajeno.

miércoles, 9 de julio de 2014

Va de Series, Vol.3: FlashForward, Almost Human, y Fringe

Retomamos las recomendaciones de series televisivas con 3 propuestas que proponen realidades alternativas futuras y presentes, y que, por ello, podrían dar qué pensar, sobre todo en determinados momentos al espectador.

FlashForward:
2009-2010
1 Temporada.
22 Capítulos de 40 minutos aproximadamente.

Un día cualquiera, todas las personas de este planeta, a excepción de unas pocas, pierden la consciencia durante 2 minutos y 17 segundos. En ese lapso de tiempo, tendrán una visión de cómo será su vida dentro de 6 meses.

Un agente del FBI, Mark Benford, tratará de averiguar qué es lo que sucedió realmente, ayudado de su flashforward y de los recuerdos de las visiones de todas las personas que se desmayaron y que se recopilan mediante un programa llamado Mossaic Collective, como si de un gran puzzle se tratara.

Cuando se dan cuenta de que hay un grupo de personas que no se desmayaron y de que, incluso, ya hubo un acontecimiento anterior que podría ser una especie de ensayo general, se disparan las alarmas y se convierte en un juego de todos contra todos en el que nunca se sabe de quién te puedes fiar.

Esta serie tenía un argumento cerrado y, a mi entender, no tuvo el apoyo que hubiera sido deseable por la audiencia. Quizá se adelantó a su tiempo, porque, hoy por hoy, nos hablan de física cuántica y se nos ponen los ojos como platos, y la producción se convierte en una serie de culto en determinados círculos; pero, en su momento, fue un proyecto muy arriesgado tras el que se vislumbraba la sombra de David S. Goyer, del que ya os hablé un poco en Da Vinci's Demons.

Almost Human:
2013 - 2014
1 Temporada.
13 capítulos de 45 minutos aproximadamente.

Estamos en 2048. En este momento, todos los agentes de policía tienen como compañero un androide casi indistinguible de los humanos en cuanto a aspecto físico se refiere.

Nuestro protagonista, el agente John Keenex, se despierta de un coma tras ser víctima de un ataque que le dejará secuelas físicas (debe llevar una pierna biónica) y psicológicas, en parte, causadas porque en dicho ataque pierde a su esposa quien, más adelante, descubrirá que no era quien él creía que era.

Al reincorporarse al servicio, le asignan un compañero androide que le dura...¿5 minutos? Lo tira del coche en marcha por la autopista. Eso es lo que se dice empezar mal.
Así que, como tienen que seguir la normativa, le asignan a un nuevo compañero, pero de un modelo anterior que se retiró por defectuoso. Dicho defecto consistía en que estos androides gozaban de una programación que les otorgaba cierta empatía e inteligencia emocional, lo que, en ocasiones, les hacía más pasionales de lo que se considera oportuno en un robot.

La serie en sí no es de las más relevantes del panorama, pero es entretenida, y ver la simbiosis entre sus protagonistas es lo realmente interesante. A veces, el androide tiene más sensibilidad y habilidad social que el propio humano, y Kennex deja de centrarse en su ombligo y su dolor para estar más pendiente de su trabajo y de sus compañeros, entre los que se incluye su nuevo amigo artificial Dorian.

Como curiosidad, os comento que el actor que interpreta a Dorian, Michael Ealy, también tiene un papel bastante inquietante en FlashForward.

Fringe (Al Límite):
2008 - 2013
5 temporadas.
81 minutos episodio piloto.
50 Minutos cada capítulo de la 1ª temporada.
43 minutos cada capítulo de las siguientes temporadas.

Me cuesta creer que haya quien no conozca esta serie, pero, por si acaso es así, os la presento.

Esta serie arranca cuando un extraño suceso llega a manos de Olivia Dunham y su compañero.
Toda la tripulación de un avión muere durante un vuelo de una forma extraña e inexplicable que, a lo largo del capítulo, nos irán aclarando y nos dejarán ver que hay mucho más allá de lo políticamente admisible, incluyendo la División Fringe, una fascia del FBI que se dedica a este tipo de casos que podrían achacarse a la ciencia ficción, si no fuera porque, a veces, esa ciencia, no es tan ficticia, sino el resultado de experimentos extremos que nunca ningún gobierno declararía haber promovido.

No os voy a contar toda la trama, porque sería larguísima, pero sí que os puedo decir que se habla de experimentos científicos que producen mutaciones en ciertos humanos sobre los que se ha experimentado (muchos de ellos cuando eran niños y sin consentimiento expreso de parte de nadie), y que van desde la telequinesis a mutaciones físicas que los convierten en seres extraños, más cercanos a un animal que a un humano; todo ello aderezado con el planteamiento de universos alternativos y paralelos (de los que no os puedo contar mucho sin hacer spoilers), y con la intervención de personajes que van evolucionando e interactuando entre ellos, generando relaciones muy interesantes y corrientes de simpatías encontradas.

Sin ir más lejos, el Doctor Walter, uno de los personajes principales, es también el causante de muchos de los sucesos Fringe por los trabajos que realizó hace 20 años y que le llevaron a l encierro en un psiquiátrico del que su hijo y Olivia deben sacarle para que les ayude.

Es imposible no sentir ternura por este personaje que, a ratos, es tan ególatra y origen de males, y, a ratos, un pobre hombre abandonado a su suerte cuya cabeza funciona a veces de forma extraña y que siente el abandono y la culpabilidad constantes por la pérdida de su familia.

Reconozco que a mi la primera temporada me enganchó del tirón,  pero que, a partir de la tercera, cambió mucho de tercio y a veces me resultaba algo pesada, pero los personajes se te hacen tan cercanos que necesitas llegar hasta el final para saber qué ha sido de ellos.

Si hay alguna serie que estéis pensando en ver, y os apetezca que o dé mi opinión (si la he visto), dejádmelo en comentarios, y yo encantada.

Espero que os gusten estas series y que os hagan pensar ;)

domingo, 6 de julio de 2014

Domingueando

Hoy estamos de domingo, pero de domingo-domingo, de esos días en los que el tiempo pasa lento y estás entretenida en no hacer nada, pero planificando cosas que no supongan mucho esfuerzo.

No tengo gran cosa que contar, sinceramente, y pensaba marcarme otra entrada sobre series, pero es que hoy no me apetece; ya, si acaso, otro día, que si no váis a coger empacho.

He continuado mi labor de espía aficionada accidental con la vecina que sale a la galería a fumar con el móvil, pero no he sacado nada en claro.

Tras aquél post que compartí en este espacio, sólo he vuelto a toparme con esas circunstancias en 4 o 5 ocasiones más en un lapso de tiempo corto entre una y otra, pero hace tiempo que ya no sale a hurtadillas (y a oscuras) a fumarse un cigarrito mientras parlamenta con vaya usted a saber quién.
Para mi que el lío terminó, o que ya le han comprado el regalo de cumpleaños al novio.

Siento no tener nada más jugoso, pero siempre nos podemos inventar una historia.
Eso sí, ya, a partir de mañana, que hoy estoy domingueando.