miércoles, 7 de diciembre de 2016

Reencuentro

A veces la vida da tantas vueltas para acabar en el mismo punto, que ni sabes cómo lo hace.

Esa mañana no estaba yo en mi mejor momento. Mala noche, algo de frío, y poco descanso durante la semana, pero me puse mi mejor cara, y me fui a trabajar, aún teniendo que madrugar un poquito más que el resto de días. Sarna con gusto no pica, dicen por ahí.

Respecto a lo que eran "mis labores", terminé pronto. Es lo que tiene formar parte de un equipo en el que tienes que actuar antes de que lo hagan los demás, preparar el terreno y luego, hasta pasado un tiempo prudencial, no es necesario revisar si hace falta retocar algo.

Cuando llegó el segundo equipo, algo me resultó familiar, pero no fui capaz de reconocerte, por eso me alegré tanto cuando tú te acercaste y me diste datos tan concretos que pude dibujar una fotografía en mi mente, y retrotraerme hasta hace 8 años, cuando trabajamos juntos durante unos meses. Fue muy bonito ese breve reencuentro, porque te tengo mucho aprecio. Confiaste en mí sin conocerme, y me hiciste muy fácil el camino en un momento en el que mi vida hacía juegos malabares, y mi tiempo era caótico.

Sin embargo, me apenó ver ese halo de tristeza cuando hablabas de lo que habías conseguido en ese tiempo; o, mejor dicho, de lo que no habías conseguido, y considerabas aquello a lo que no habías llegado un posible "éxito".

Me encogió el corazón ver que, esa persona tan buena que me había encontrado una vez, se había dejado engañar por el convencionalismo y las voces externas, e intentaba justificarse. Me pregunto si realmente para ti eso era el triunfo, porque creo que no, y espero que alguna vez podamos hablar un poquito más, y descubrir qué es para ti el éxito, y, sobre todo, valorar lo que sí has conseguido, lo que tienes en tu vida, y todo aquello que te hace sonreír.

Un abrazo, compañero.

4 comentarios:

  1. Vaya, un reencuentro algo agridulce. Ojalá os veáis más veces.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe, la vida da muchas vueltas.
      Besos!

      Eliminar
  2. Es fácil dejarse vencer por lo estipulado por la sociedad como éxito, pero esto también se quita con uno o varios cafés con una persona de mente abierta ☺ like you

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Tenemos que empezar a dejar de pensar menos en función de clichés, y empezar a escuchar nuestro ritmo interno.
      Besos!

      Eliminar