miércoles, 18 de enero de 2017

Poesía para una vida mejor.

La poesía es necesaria en nuestras vidas, aunque creamos que no, aunque no nos demos cuenta, aunque aún esa palabra se vaya al recuerdo arcaico de rimas y métricas exactas, de palabras en desuso, de luz de vela, y ambiente mohoso.
La poesía es mucho más amplia, es actual, se adapta a los tiempo. Es como el suave humo de un incienso de aroma delicado que se cuela por las rendijas y se adapta al entorno.

La poesía está viva, no necesita de tanta medición, sino pulsión y pasión, ritmo, melodía, vida, y una historia que contar.
Es algo que conecta con nuestro interior aún sin que queramos que lo haga, es eso que, cuando lo escuchamos o lo leemos, nos identifica de tal forma que podemos pensar que se escribió para nosotros; incluso, que podríamos haberlo escrito nosotros.
La poesía puede ser cursi, cruda, o incluso fría y cortante como un cuchillo. Puede serlo todo a la vez, o no ser nada de eso.
Puede ser lo que tú quieras. Puede ser lo que ella prefiera, porque es juguetona y le gusta disfrazarse.
La poesía es enérgica si dejas que se muestre.

La poesía trasluce en los escritos, es una nebulosa envolvente que te lleva a otro mundo, no se sabe si real o imaginario, que siempre te conmueve, y que a veces te remueve. Porque todos llevamos poesía dentro, y la reconocemos cuando está presente. Se va construyendo con nuestro pensamiento, con nuestra respiración. Incluso con latidos propios y ajenos, con una sonrisa, con una imagen, con una conversación,...todo vale como punto de partida, o incluso como historia que contar.

Los poemas se escriben solos, simplemente nos utilizan como herramienta para mostrarse al mundo. Hay algunos que tardan en completarse, necesitan su tiempo para que las palabras encuentren el orden necesario en su camino. Hay poemas que. aún incompletos, son perfectos tal como son, y no necesitan decir nada más. Hay otros poemas que, aún completos y redondos, sabes que, más adelante, podrían ser más extensos, pero ese ya sería otro poema.

Este mundo necesita recuperarla. Nosotros necesitamos vivir poesía. Aunque sea en prosa.

4 comentarios:

  1. Mi forma favorita: cuando se hace canción.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es canción si le pones música ;)
      Besos!

      Eliminar
  2. La vida en sí ya es poesía en movimiento y está en todas partes...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hablamos el mismo idioma, compañero :)
      Gracias.
      Un abrazo!

      Eliminar