miércoles, 11 de enero de 2017

Sobre los propósitos de año nuevo...

Todos sabemos qué son los propósitos de año nuevo, esos planes que dices tener, algunas veces con la boca pequeña, para el nuevo año, y cuya intención de cumplirlos está por demostrar.

Sin embargo, hay personas que sí se toman en serio estos planes, y también tienen su importancia. Son el resultado de un año de bagaje y una serie de experiencias que te ponen en la tesitura de hacer cambios con tu vida, porque, no nos engañemos, cada propósito incluye un deseo más o menos tácito de reorientar tu camino, en una o más áreas de tu vida.

Por esta misma razón, creo que no siempre los propósitos de año nuevo te llegan exactamente el 31 de diciembre o el 1 de enero. A veces el 20 de diciembre ya tienes clara tu nueva dirección, y empiezas a trabajar en ella, y otras no te llega hasta unos días más tarde de haber comenzado el año. Cada cuál tiene su ritmo, debemos escuchar nuestro propio pulso, hacer caso al instinto. En el fondo, sabemos cuándo es o no el momento de saltar, sin calendario, sin presión externa o interna. Algo nos dice que es en ese punto en el que cambias de carril, y comienzas tu andadura sin mirar atrás, y sin pensar qué se quedará en el viaje, porque algo siempre se pierde, es inevitable, y necesario.

Asumir que harás cambios, que quieres hacerlos, y que no tienes ni idea de dónde te llevarán tus propios pies puede dar vértigo en muchos momentos. En otros, es una bomba de oxígeno. Llegó el momento de quemar puentes si fuera necesario, o de conservarlos si así se logra tu evolución, mientras vayan acordes a tu nuevo yo, y a tu nueva vida.

Yo comienzo a caminar, espero veros por el camino.
Feliz 2017.


6 comentarios:

  1. Hoy iba pensando lo que comentas de camino al trabajo. Mi primer propósito (aparte de los típicos de seguir comiendo sano, ejercicio, blablabla) es re-conectar con mi yo profesional de hace unos años. Cuando era más cándida, en cierta manera, pero también más cálida. A veces la experiencia nos va curtiendo de una manera que nos hace más distantes, y no quiero eso para mi. Ahora, a irlo cumpliendo día a día. Hoy, ya tengo varias oportunidades por delante.
    BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que perder la ilusión ni cierta inocencia. Si la capacidad de sorprendernos o empatizar se ve en compromiso, es hora de frenar, respirar, y reconducirse.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Lo importante es tener metas, da igual la época del año en la que estés, y buscar siempre evolucionar, sea en una dirección u otra, porque para estancarse siempre habrá tiempo...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Me alegra leerte de nuevo.
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Para mí el año empieza el 1 de septiembre, esto no es más que un cambio de cifra. Los propósitos? Que me quede como esté!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si es tu deseo, que así sea!
      Un abrazo!

      Eliminar